Viernes, 17 Junio, 2022 - 09:07
La concejala de Economía y Hacienda, María José López, asegura que “queremos poner de manifiesto la riqueza de nuestra memoria como ciudad, testimoniada en los archivos a través de sus fondos documentales”

 

Albacete, 17 de junio de 2022. La concejala de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Albacete, María José López, ha visitado la exposición que estos días se muestra en el Archivo Municipal bajo el título Se hizo la luz. La electrificación de nuestra cuchillería a principios del siglo XX. Durante su recorrido por esta muestra, acompañada de la directora del Archivo Municipal, Almudena Blaya, la concejala de Economía y Hacienda ha señalado que “nos hemos propuesto poner de manifiesto la riqueza de nuestra memoria como ciudad, testimoniada en los archivos a través de sus fondos documentales”. 

Esta exposición, que estará abierta al público hasta el día 23 de junio, en horario de 9 a 14 horas, se complementa con una exposición virtual centrada en los proyectos de instalación de motores eléctricos en los talleres de cuchillería de principios de siglo, un símbolo de nuestra ciudad y que podemos conocer gracias a la documentación que se custodia en el Archivo Municipal, en el número 7 de la calle León.

Pioneros

Según ha información recopilada por Almudena Blaya, la primera solicitud de licencia para instalar un motor eléctrico de la que se tiene constancia documental es de 1906, presentada por Juan Garijo Sánchez para un motor de 5 caballos para aserrar maderas en la calle Padre Romano, pero no incorpora ningún croquis ni plano, como se indicaban en las ordenanzas, por considerar el arquitecto municipal que la sencillez de la instalación no lo requería.

El primer plano que se conserva es el perteneciente a la solicitud presentada por José Villaescusa Claramontes para un motor eléctrico de 2 caballos para su herrería en la Posada del Rincón (Calle Hurtado de Matamoros). El primer taller de cuchillería del que tenemos una solicitud para instalar un motor eléctrico es el de Román Medrano Fernández en la calle Hurtado de Matamoros en 1914, aunque en el proyecto de reforma del edificio del paseo de la Feria para establecer la fábrica de Juan Cullell ya se menciona la instalación de un motor eléctrico.

Por otro lado, el primer padrón de motores de 1906 contiene 5 talleres de cuchillería, del total de 52 industrias con presencia de motores eléctricos que pagaban el impuesto, siendo posible que existieran talleres con motores más pequeños exentos del pago. Para el año 1930 serán 46 talleres del total de 191 industrias recogidas en el padrón, lo que no deja lugar a dudas de la creciente importancia de la energía eléctrica y el desarrollo de numerosas industrias en la ciudad, así como la aparición de los primeros ascensores en algunos edificios importantes como el Pasaje Lodares o la residencia de Camilo Legorburo en la calle Concepción. 

Más información

https://www.albacete.es/es/galerias-imagenes/hizo-luz-electrificacion-nuestra-cuchilleria-principios-siglo-xx