Historia del servicio de Biblioteca y del edificio de la Biblioteca Municipal

Historia del servicio de Biblioteca

En el año 1924 el Ayuntamiento de Albacete puso en funcionamiento la primera Biblioteca Municipal en el Parque de Abelardo Sánchez.

Al iniciarse la década de los ochenta se crean las primeras Bibliotecas Públicas Municipales de la ciudad de Albacete, a las que irán sumándose otras en años sucesivos.

A partir de 1991 el Ayuntamiento de Albacete consolida definitivamente la estructura de un Servicio Municipal de Lectura, estableciendo una Red de Bibliotecas Públicas Municipales que alcanza a toda la población.

Con la conclusión de la rehabilitación de los Depósitos del Sol en el año 2001, se traslada hasta aquí la sede central del Servicio Municipal de Lectura.

Desde el 22 de febrero de 2010 estamos incorporados al Catálogo Colectivo de la Red de Bibliotecas Públicas de Castilla-La Mancha.

Historia del edificio de la Biblioteca Municipal

Los Depósitos del Sol

En 1921 las necesidades de agua potable aconsejaron construir unos depósitos, eligiéndose para su ubicación una de las partes más altas de la ciudad, los ejidos del Sol. De esta manera se aseguró durante años el abastecimiento de agua potable a la población. Naturalmente, estas instalaciones con el tiempo caerían en desuso.

Décadas después empieza a fraguarse la idea de recuperar aquel viejo edificio cargado de simbología para la ciudad, y convertirlo en un espacio público útil. El edificio que almacenaba agua, alberga ahora libros. Agua y libros unidos en una metáfora de la ciudad sedienta. Y los viejos depósitos alegoría de un lugar donde de nuevo habita la vida.

En 1994 toma forma uno de los proyectos culturales más queridos del  Ayuntamiento: rescatar el viejo edificio en ruinas de los Depósitos del Sol, para traer hasta él la sede central del Servicio Municipal de Lectura y crear una nueva biblioteca para el barrio de Carretas, que responda a las demandas tecnológicas a las que la lectura y el estudio han de enfrentarse con la llegada del siglo XXI.

Y así, el Ayuntamiento de Albacete decide acometer el proyecto, concluido en el año 2001: dotar a la  ciudad de una nueva biblioteca, que, a su vez, es la sede principal de la Red Pública de Bibliotecas Municipales.

El edificio

La redacción del proyecto, encargada al arquitecto Francisco Jurado Jiménez, observa el resultado como un conjunto de piezas de ajedrez situado en una esquina del gran tablero en que se ha convertido la nueva plaza abierta junto a los Depósitos del Sol.

La cubierta del depósito cuadrado, a cuatro aguas curva y asimétrica, flotando sobre sus bordes y con un "meteorito" cúbico incrustado en su clave, cobija un espacio diáfano de 400 metros cuadrados con todas las posibilidades de uso que se nos puedan ocurrir. Por dentro la calidez de la madera.

Por fuera la fría piel de escamas de aluminio; un enorme caparazón metálico que brilla de un modo cambiante según la luz de la plaza.

El lenguaje industrial toma su mayor fuerza en la torre, que rememora la chimenea de una fábrica; un vástago hueco de 34 metros de altura, con delgadas paredes de hormigón por cuyo interior discurre un elevador con la cabina de cristal, y alrededor del cual serpentea una escalera de acero que culmina en un desafiante mirador.

Pero es en el depósito de planta circular donde la intervención se torna más delicada para armonizar los nuevos usos con la conservación del depósito superior y su particular fisonomía exterior.

De los 25 soportes que existían en el nivel bajo para soportar el vaso, se mantienen 8, reforzados, que sujetan una nueva entreplanta y permiten mayor diafanidad en los espacios.

Con la inauguración de la Biblioteca Municipal de los Depósitos del Sol se abren al público una nueva Sala de Estudio con 216 puestos, una Mediateca con 20 puestos de Internet, fonoteca y videoteca, así como una Biblioteca y un Centro de Documentación con más de 15.000 volúmenes y 50 asientos. Además se dispone de servicio WiFi en todo el edificio.

Este trabajo de rehabilitación permite incorporar los servicios centrales de la Red de Bibliotecas Públicas Municipales al proyecto de "Ciudad Digital" que el Ayuntamiento de Albacete está desarrollando, facilitando a las Bibliotecas Municipales dar un gran paso en la era de las nuevas tecnologías, en la que el analfabetismo consistirá en no saber acceder a ellas.

Con la aplicación de estas tecnologías o simplemente leyendo un libro bajo la tamizada luz cenital de la biblioteca circular y en el inmenso espacio amarillo del recinto cuadrado, los usuarios de esta biblioteca del Sol se encontrarán en un lugar ideal para el aprendizaje de la ciencia, del arte y de la cultura, es decir, de la libertad.