Inicio es Por temas Archivo Municipal Documentos destacados Documentos Febrero de 2020

Febrero de 2020

Las fiestas de Don Carnal

2020_02_001

Pasada la Navidad, comenzamos a preparar el siguiente acontecimiento festivo del año: el Carnaval, una tradición que durante muchos años estuvo prohibida y que en la ciudad de Albacete se recuperó hace 35 años.

2020_02_002

Cartel de Carnaval, 1985

Y es que las Carnestolendas, como en muchos lugares eran conocidos estos festejos, ya se celebraban en la Edad Media como una oposición a la Cuaresma, siendo unas fiestas muy populares que han contado con mayores libertades o han sido prohibidas según el momento político.

En Albacete, las primeras noticias que se tienen de esta fiesta son de 1816. Durante el siglo XIX la actividades se concentraban en la calle Mayor con representaciones teatrales en la Casa de las Comedias y bailes. Más tarde, se celebrarían estos bailes en el salón del Hospital de la Caridad de San Julián y en la ruinosa iglesia del convento de San Agustín. Con el paso del tiempo, los teatros y centros sociales que celebrarían bailes de carnaval irían en aumento, extendiéndose las actividades a lugares públicos a finales del siglo.

2020_02_003

Cartel de Carnaval, 2002

Uno de los lugares públicos donde se celebraban los actos de Carnaval era el Parque de Canalejas, actual Parque Abelardo Sánchez, a donde el Alcalde pidió que se trasladasen las fiestas en 1928 para evitar la interrupción del tránsito público por la aglomeración de máscaras por las calles de la población.

2020_02_016

Presidente del Ateneo con distinguidas señoritas en las fiestas de Carnaval del Parque Abelardo Sánchez, 1933. Fotografías Collado, 337

 

Una de las celebraciones que se realizan actualmente durante el Carnaval es el Entierro de la Sardina, acontecimiento del que también se tienen noticias a mediados del siglo XIX pero que hacia finales del siglo fue decayendo en favor de otras actividades como los bailes de Piñata, siendo el más famoso el celebrado por la Liga de Dependientes en el Teatro Circo el sábado por la noche gracias a la expectativa por los premios otorgados. Pero estos bailes también eran motivo de reclamo publicitario para las empresas albacetenses.

2020_02_004

Anuncio publicado en Defensor de Albacete, 4 de febrero de 1924

 

Los festejos en honor a Don Carnal siempre han sido objeto de regulaciones como intento de poner freno al alboroto que suponían. Por ello, desde las primeras ordenanzas municipales de 1860 hasta las de 1904 (últimas publicadas antes de su desaparación) se ha dedicado un capítulo a su regulación, marcando tanto las prohibiciones como las multas por el incumplimiento de las mismas. El Ayuntamiento también publicaba bandos donde llaman a la moderación.

 

Prueba de la necesidad de una regulación del Carnaval es la descripción que se recoge en un artículo del Defensor de Albacete del 17 de febrero de 1928 donde, además de una minuciosa descripción de los vestidos que las mujeres solían llevar a estos actos, describe lo que ocurre en cualquier baile de máscaras de Madrid (no es difícil pensar que en Albacete sería similar)

 

... Y menos mal, que como yo, hay mcuhas que se conforman con verlo desde el palco! Es lo único que podemos agradecer a las empresas. Antes iban las muchachas al baile de máscaras o se quedaban en casa. Como esto último era muy difícil, terminaban la mayoría por ir. Ahora, los papás y los hermanos no les consienten que vayan al baile, pero si a ver bailar...

2020_02_008

Dibujo del vestido de una mujer para ilustrar la descripción realizada en el artículo 

2020_02_015

Grupo de señoritas en las fiestas de Carnaval del Ateneo, 1923. Fotografías Collado, 336

 

Con el comienzo del siglo XX esta fiesta fue languideciendo aunque en 1924 tendrá un breve resurgimiento. Esto se debió a la fundación en enero de ese año del Círculo de Bellas Artes, desde donde se propuso la celebración de un carnaval artístico de cuatro días de duración, durante los cuales se celebraron desfiles de carrozas, batallas de serpentinas y confetis, y bailes nocturnos en las sociedades locales. Pero parece ser que esta iniciativa no tuvo mucho éxito ya que en la crítica que el Defensor de Albacete recoge del Carnaval de 1928, que se celebraría entre el 19 y el 26 de febrero, se realiza una crítica sobre el Carnaval, publicada el día 20, aunque días después mostrará la alegria por los bailes.

2020_02_009

Defensor de Albacete, 20 de febrero de 1928

 

2020_02_011

Defensor de Albacete, 22 de febrero de 1928

 

Pero como hemos dicho al principio, las fiestas de Carnaval estuvieron ausentes desde el final de la Guerra Civil hasta su recuperación en 1985, aunque el programa de actos será el mismo que a principios de siglo: desfile de carrozas por las calles de Albacete, desfile de máscaras en la Plaza de las Carretas y el Entierro de la Sardina, junto a diversas actuaciones musicales a lo largo de los 6 días que duraron.

 

Otro de los elementos que se recuperan son los bandos referentes a Carnaval, pero esta vez no con la intención de poner límites a su celebración sino animar a la población a sumarse a las fiestas.

2020_02_013

Bando de Carnaval, 1988

 

BIBLIOGRAFÍA

- MOLINA, Juan Francisco. "El Carnaval en la ciudad de Albacete". Zahora. Revista de tradiciones populares, nº 61. Diputación de Albacete

- FUSTER RUIZ, Francisco. "Carnaval". Revista Crónica de Albacete, nº 10 (1 de febrero de 1973)

Archivo Municipal

Webs municipales


Ayuntamiento de Albacete
Plaza de la Catedral s/n, 02071 Albacete
Teléfono: 967 59 61 00
sac@ayto-albacete.es
WAI-AA WCAG 1.0 Valid CSS Valid XHTML 1.0 Transitional